DEKALABS

Omnicanalidad: la fusión entre el e-commerce y el negocio tradicional

Hace unos años, sería impensable que un emprendedor se preguntara qué tipo de canal era el más adecuado para ofrecer sus productos o servicios. Sin duda, la tienda y los despachos profesionales físicos eran la opción prioritaria para todos aquellos que decidían iniciar su negocio. Desde aquel entonces, las tendencias han evolucionado hacía la digitalización, ganando un gran número de adeptos que deciden iniciar sus ventas mediante el canal online.

Pero aunque la tecnología avanza a pasos agigantados, aún hay personas que se resisten y prefieren hacer el intercambio de bienes y servicios de manera presencial. 

Por todas estás razones, nace una especie de “canal híbrido” o en su defecto lo que llamamos la estrategia onmicanal, que permite fusionar las ventajas de la tienda física con las del e-commerce para lograr una mayor experiencia del cliente y conseguir fidelizarlo.

¿Cuáles serían las ventajas de aplicar una estrategia omnicanal?

Para poder contestar detalladamente esta pregunta, primero debemos hacer un breve análisis de las ventajas e inconvenientes que ofrecen tanto el negocio tradicional como el digital.

Negocio tradicional o tienda física

Cierto es, que en todas las ciudades, existen calles famosas repletas de tiendas físicas que se han convertido en interés turístico. Aunque muchos de estos usuarios no compran en el punto físico, es aconsejable describir brevemente las ventajas y los inconvenientes de este tipo de negocio.

Ventajas

  • Trato personalizado: hay mejor comunicación entre vendedor y consumidor.
  • Aplicar los sentidos al producto: con esto nos referimos a que podemos ver, oír, probar, tocar y oler el producto antes del momento de la compra.
  • Garantía del producto: se sabe en todo momento el producto que se está comprando y si está en perfectas condiciones.
  • Pago seguro y efectivo: se puede pagar en efectivo.
  • Confianza en la entrega del producto: el producto nos lo llevamos a casa en el momento y no hay preocupación de ser víctima de una estafa.

Inconvenientes

  • Robos: el vendedor se expone a los robos que pueda sufrir en la tienda.
  • Menor alcance: al estar en un punto de venta, el alcance se reduce a la zona donde se encuentra, no llegando al resto del mundo, por ejemplo.
  • Horario limitado: como todos los convenios regulatorios, las tiendas físicas se rigen por un horario de apertura y cierre.
  • Altos costes de mantenimiento: alquileres, gastos de agua, luz, seguros.

Negocio digital o e-commerce

A nivel mundial, las cifras ya reflejan el enorme potencial de hacer negocios en internet. Ante los millones de euros que mueve este tipo de comercio, cada vez son más los emprendedores que apuestan por abrir sus negocios en el entorno digital. Pero al igual que en el comercio tradicional, hay que tener en cuenta las ventajas e inconvenientes a la hora de crear un e-commerce.

Ventajas

  • Mayor alcance: no hay limitaciones geográficas.
  • Mayor gama de productos: amplio abanico de productos al alcance de los consumidores.
  • No hay restricciones horarias: los e-commerce están disponibles 24 horas/ 7 días.
  • Ahorro de tiempo: no hay tiempos de espera para adquirir el producto.
  • Conocimiento del cliente: se obtiene mayor información acerca de los gustos, aficiones y necesidades del consumidor.
  • Mayores estrategias de marketing: a raíz de la información proporcionada, las estrategias de marketing serán mayores, como por ejemplo, campañas de re-marketing, baners, publicidad personalizada, notificaciones push…
  • Reducción de costes: al no cargar con costes de mantenimiento del local.

Inconvenientes

  • Mucha competencia: crear un e-commerce es sencillo, por tanto cualquiera puede hacerlo y es por eso que existe mucha competencia.
  • Desconfianza en los productos: existen muchos consumidores, que prefieren ver y tocar el producto antes de comprarlo, es por eso que se genera desconfianza por no poder hacerlo.
  • Elevados gastos de envío: si los pedidos son pequeños, los gastos de envío se suelen disparar, por eso es aconsejable repercutir unos gastos mínimos al consumidor.
  • Difícil fidelización: internet brinda un abanico muy amplio de productos, es por eso que los usuarios siempre compararan calidad y precio de estos en diferentes sitios web.
  • Riesgos de sufrir ciberataques: en la red existen muchos hackers a la búsqueda y captura de información, contraseñas… etc.
  • Impaciencia del consumidor: el cual necesita de respuestas rápidas que muchas veces no se pueden resolver de manera inmediata en la red.

Es así pues, que aplicar una estrategia omnicanal, nos va a permitir crear una mejor experiencia del cliente, lo que permite obtener una mayor fidelidad hacía la marca y así aumentar las posibilidades de compra.

Ahora bien ¿cuáles son los pasos para conseguir una estrategia omnicanal exitosa?

Te vamos a dar cuatro consejos para implementar una estrategia omnicanal efectiva:

  1. Diseña una buena experiencia del consumidor: saca todo el partido de las ventajas del negocio tradicional como digital, fusiónalas y crea una experiencia única donde los consumidores perciban tu marca de la misma manera en ambos canales. Enamóralos y tu marca pasará a percibirse como lovemark.
  2. Tecnología: es muy importante a la hora de crear una estrategia omnicanal. La presencia de tecnologías disruptivas cada vez está más en auge, lo que hace que desde el punto de vista del consumidor puedan acceder más rápidamente a los productos o servicios y por el lado del emprendedor recopila datos importantes sobre los usuarios.
  3. Facilidad: Permitir a los consumidores que puedan hacer sus compras de la tienda física a la online y viceversa. Facilidad de compra, de devolución y de entrega de producto.
  4. Mide los resultados: como en toda estrategia, es importante la medición de resultados. Medir el comportamiento del consumidor en tu negocio digital permitirá reconocer frenos en el proceso de compra, entender las preferencias de nuestros clientes y analizar los diferentes avances dentro del embudo de conversión. También es muy importante analizar los indicadores de rendimiento o KPI’s tanto en el negocio tradicional como en el digital.

En Dekalabs queremos que tengas éxito en tu negocio, por eso te ayudamos a fusionar tu tienda física con el canal online.

¿A qué esperas?