DEKALABS

Metodologías Ágiles

Aunque fueron diseñadas para empresas que desarrollan software, son diferentes sectores los que, cada vez mas, apuestan por este tipo de metodologías.  La transformación digital ha llevado nuevos modelos de negocio, nuevas maneras de organización y por supuesto nuevas formas de trabajo. Pero, ¿qué son las metodologías ágiles? ¿cuáles son las ventajas de implementarlas? Y sobretodo, ¿qué tipo de metodologías ágiles hay?

En este artículo te mostramos por qué debes apostar por este tipo de metodologías.

¿Qué son las metodologías ágiles?

Las metodologías ágiles son aquellas capaces de crear y responder rápidamente a los cambios que puedan ocasionarse durante el desarrollo de un proyecto, permitiendo adaptar la forma del trabajo a las condiciones de este, para lograr un resultado final exitoso.

Es así, como las empresas que apuestan por introducir este tipo de metodologías en su día a día consiguen gestionar los proyectos de forma flexible y eficaz reduciendo a su vez los posibles costes no previstos e incrementar la productividad.

¿Cuáles son las ventajas de implementarlas?

Son numerosas las ventajas que podemos encontrar a la hora de implementar este tipo de metodologías en nuestro entorno, algunas de ellas son:

  • Mejoran la satisfacción y la experiencia del cliente. Durante los proyectos realizados con metodologías ágiles el cliente forma parte del equipo. Gracias a la forma de trabajo siempre se encuentra informado en todo momento de los avances del proyecto con una retroalimentación continua. Además, participará activamente durante el desarrollo del mismo, permitiendo que la relación cliente-empresa sea más estrecha y personal.
  • Implicación del equipo de trabajo: este tipo de metodologías permite a los miembros del equipo conocer el estado del proyecto, avances y demás, para conseguir diseñar una estrategia conjunta colaborativa que minimice los posibles errores que puedan ocasionarse durante el desarrollo de este.
  • Ahorro de tiempo y costes: al tener un control claro de las tareas, los tiempos y plazos del desarrollo permite obtener una mayor eficiencia y rapidez en la forma de trabajar.
  • Eliminación de características innecesarias: esta forma de trabajo se caracteriza por entregables funcionales del proyecto. Gracias a esto el equipo de desarrollo y el cliente, son capaces mediante revisión y validación detectar aquellas características o funcionalidades que no son necesarias para el proyecto.
  • Rápido retorno de la inversión: debido a que las entregas se van sucediendo cada poco tiempo, se priorizan todas aquellas funcionalidades de mas valor o que generan un mayor retorno de inversión para el cliente

Tipos de metodología

Existen infinitas metodologías ágiles en el mercado, todas ellas con grandes ventajas para aquellas empresas que deseen implementarlas, en este artículo vamos a explicar las más utilizadas.

SCRUM: es la metodología ágil por excelencia ya que son muchas las empresas que la utilizan para el desarrollo de su trabajo debido a que permite abordar proyectos complejos que exigen una gran flexibilidad y rapidez a la hora de ejecutar los resultados. 

Esta metodología se caracteriza por la división del proyecto en tres etapas: análisis, desarrollo y testing.     

La etapa más importante es la del desarrollo. En esta fase las reuniones son el pilar fundamental para que un proyecto se desempeñe con éxito. A través de los sprints (entregas regulares del producto) los clientes conocen en todo momento el proceso de su proyecto, creando confianza con el equipo de desarrollo.

Con Scrum obtendremos mayor innovación, flexibilidad, competitividad y productividad de nuestros productos/servicios.

      

Metodologías Ágiles 1

KANBAN: este tipo de estrategia llamada “ tarjeta visual” es muy útil para todos aquellos que sean responsables de proyectos. A través de un diagrama se reflejan las tareas a realizar divididas en tres columnas: pendientes, en proceso o terminadas. Este diagrama debe ser visible para todos los integrantes del grupo, para evitar duplicidades en las tareas u olvidos de las mismas. 

Por tanto esta estrategia está enfocada a la productividad y eficiencia del equipo de trabajo proporcionando un mayor rendimiento del mismo.

Metodologías Ágiles 2

LEAN: posee como objetivo eliminar aquellas tareas que no aportan valor. El modelo de gestión lean se enfoca en la continua mejora y optimización de los sistemas de producción de una empresa.

Grandes empresas como Toyota han sido pioneras en la introducción de esta metodología de trabajo que permite obtener un mayor producto o servicio de calidad, así como también una mayor experiencia del cliente.

Pero, ¿cómo funciona lean? Más que una metodología, lean es una filosofía de trabajo en la hay que seguir una serie de  pautas para incorporarla en un negocio:

  1. Análisis y clasificación de los procesos de producción de cada departamento: En este punto nos debemos preguntar ¿qué objetivos quiero alcanzar?¿qué recursos voy a utilizar?¿cuáles son los plazos que debo cumplir?
  2. Consecución de información tanto interna como externa: A través de involucrar a los miembros de un equipo de trabajo como clientes y proveedores, podremos conseguir mayor información para mejorar los procesos de producción de la empresa.
  3. Incorporación lean: Después de realizar un análisis profundo de los procesos productivos, es momento de incorporar los resultados obtenidos en diferentes fases: incipiente, evolución, madurez e integración.
  4. Seguimiento: En este punto la empresa debe contar con herramientas que permitan configurar y mejorar el cuadro de mando de control de procesos. El seguimiento y control de los procesos debe abarcar indicadores de gestión, costes e indicadores de resultados.
Metodologías Ágiles 3

En un mundo en continuo cambio, las metodologías ágiles están ganando la batalla a las tradicionales, debido a que permiten una mayor rapidez, eficiencia y reducción de costes a la hora de realizar un proyecto. En Dekalabs somos expertos en este tipo de metodologías introduciendo en todo nuestros proyectos SCRUM obteniendo resultados de exitosos a la finalización de estos.

¡Si estás pensado en desarrollar un proyecto, no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarte!