DEKALABS

La tecnología como medida contra el Coronavirus

El Coronavirus ya es una enfermedad declarada como pandemia mundial. Empezó en un mercado de la ciudad de Wuhan (China) y ya preocupa, no solo a los ciudadanos del mundo, sino también a organismos como el Banco Central Europeo, quien ve en esta enfermedad “una fuente de preocupación muy importante” debido a su impacto, no solo en la salud pública, sino en la economía mundial.

La tecnología ha adquirido un papel clave tras la propagación mundial del Coronavirus, no solo a nivel informativo, sino como una medida de prevención en sí misma.

¿Será la tecnología la medida preventiva más eficaz contra el Coronavirus?

En China ya se están utilizando diferentes tecnologías para prevenir el contagio. Una de ellas es “Yixiaosou”, un programa que se descarga dentro de la aplicación “WeChat” (WhatsApp utilizado en China) y que emplea el GPS del teléfono móvil para mostrando un mapa de las personas contagiadas a tiempo real que se han confirmado en los alrededores.

La Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, ha diseñado un Mapa que permite seguir la evolución en directo de la epidemia del Coronavirus, para visualizar y rastrear casos reportados en tiempo real. Ilustra la ubicación y el número de casos confirmados de Covid-19, muertes y recuperaciones de todos los países afectados. Todo ello, empleando el Big Data.

Puedes ver el mapa en el siguiente enlace:

Google ha desarrollado en “Google My Maps” su propia versión de mapa interactivo, donde se muestra a nivel mundial los lugares con casos activos de Coronavirus confirmados, los lugares donde se sospecha que hay contagiados y los lugares en los que se han desestimado casos.
Aunque se trate de un mapa no oficial, sí se puede comprobar que los casos concuerdan con las noticias verificadas hasta la fecha. El enlace al mapa es el siguiente:

También se están utilizando tecnologías de reconocimiento facial como medida preventiva del Coronavirus en países como Moscú, para controlar cada caso de Covid-19 y hacer cumplir la cuarentena a los más de 2.500 viajeros procedentes de China llegados recientemente al país.

Por otro lado, diferentes medios de difusión como ATRESMEDIA, publicaron que una startup canadiense, “Bluedot”, creada por un médico, predijo la expansión del Coronavirus mucho antes que algunas organizaciones mundiales.

Un algoritmo especializado precisamente en monitorizar la dispersión de enfermedades infecciosas, avisó con más de mes de antelación, de la propagación masiva del Covid-19.
Utilizan Big Data para detectar posibles amenazas a la salud pública. ¿Pero cómo lo gestionan? A través de la Inteligencia Artificial y de otras tecnologías como Machine Learning y de procesamiento de lenguaje natural (NPL siglas en inglés) para analizar millones de datos y encontrar patrones comunes.

Estas tecnologías filtran noticias internacionales, documentos gubernamentales, informes de otros brotes infecciosos y datos de aerolíneas en más de 65 idiomas. A partir de estos datos, se crean modelos entrenados que procesan estos datos en tiempo real y, los resultados, son producidos por Inteligencia Artificial de forma automática. El factor humano interviene en asegurarse de dar veracidad a los resultados obtenidos.

A partir de los datos de las aerolíneas, esta Startup fue capaz de predecir la expansión del virus en ciudades como Tokio, Seul, Taipei o Bangkok.

La tecnología influye en otras metodologías de trabajo

La propagación del Coronavirus ha dejado constancia, una vez más, de la importancia de la tecnología en la detección y control de enfermedades, así como en la investigación en el sector de la medicina y la salud.

Pero, no solo en este ámbito, la tecnología se emplea en la metodología de trabajo.
Cada vez son más las empresas que apuestan por el trabajo en remoto, ayudando al cumplimiento de horarios flexibles, permitir a los empleados ser más autónomos y poder trabajar en remoto desde cualquier lugar del planeta.

La tecnología se está introduciendo cada vez más en nuestras vidas y lo está haciendo a pasos agigantados. Debemos estar preparados para los cambios que se nos avecinan en un futuro a la vuelta de la esquina.