DEKALABS

E-Commerce: Tu negocio a un click

El comercio electrónico en todo el mundo ya supera los 3 mil billones de dólares y solo en España el primer trimestre de 2019 alcanzó la cifra de 10.900 millones de euros, según datos de  la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia).

Parece ser que las tendencias están cambiando. En sus inicios, la creación de un negocio empezaba de manera presencial dando lugar a continuación a la venta de bienes y servicios en los medios electrónicos. Ahora, es todo lo contrario, muchísimos emprendedores apuestan por el canal online como primera opción.

¿Has pensado en crear un negocio online? ¿Quieres saber más sobre comercio electrónico? 

¡Vamos a ello!

¿Qué es un e-commerce?

Un e-commerce o comercio electrónico no es mas que la compraventa de productos y servicios a través de internet, ya sea mediante plataforma de redes sociales o páginas web.

En otras palabras, se trata de un sistema que gestiona sus transacciones y pagos a través de medios electrónicos. 

Tipologías de e-commerce

Podemos clasificar los e-commerce en dos grandes grupos:

  • Según los agentes que participan en las transacciones: cada negocio tiene una tipología de clientes diferente, en función de ello clasificaremos las más comunes:

 

  1. B2B (Business to Business o entre negocios): empresas cuyos clientes son otras empresas o organizaciones. Por ejemplo una la empresa que fabrica piezas de automoción para venderlas a talleres o tiendas especializadas.
  2. B2C (Business to Consumer o de la empresa al cliente): empresas que venden sus productos a los consumidores finales. Un ejemplo podría ser cualquier tienda de moda que vende sus productos a usuarios finales.
  3. C2B (Consumer to Business o del consumidor al negocio): los consumidores ofrecen productos y servicios a cambio de una compensación económica. Un caso conocido y muy común actualmente son los influencers, a través de sus recomendaciones sobre el producto o servicio en cuestión, se llevan un porcentaje por ello.
  4. C2C (Consumer to Consumer o entre consumidores): es la venta de servicios o productos entre consumidores. Hay diferentes portales como Wallapop, Vinted entre otros.

 

  • Según los bienes y servicios que se ofrecen: este tipo de clasificación va a depender mucho del modelo de negocio. Según cómo se generen las transacciones podemos clasificarlos de la siguiente manera:

 

  1. Tienda online propia: es el e-commerce más conocido. Se trata de ofrecer vía internet los productos que se venden en la tienda física.
  2. Marketplace: cómo bien indica su nombre es un mercado de tiendas. Es decir, es una plataforma donde diferentes vendedores ofrecen sus productos.
  3. Suscripciones: al igual que cualquier tipo de pago de manera recurrente, esta modalidad de e-commerce ofrece la posibilidad a los clientes de adquirir bienes y servicios de manera continuada mediante el pago de una cuota mensual.
  4. Servicios: cada vez mas las empresas que ofrecen servicios (consultorías, escuelas privadas, academias, entre otros) están optando por el canal online para aumentar sus ventas.

Ahora que ya tenemos una idea clara de lo que es un e-commerce y los tipos más comunes,

¿Cómo puedo empezar a crear un e-commerce?

Toma nota, te vamos a dar unas cuantas ideas indispensables para que empieces a diseñar tu negocio online. 

¿Estás preparado?

  1. Crea un Design Thinking: cómo todo negocio tradicional lo primero que hay que hacer es pensar en las preguntas clave: ¿qué necesidades hay? ¿qué problemas ocurren? ¿cómo puedo solucionarlo?. 
  2. Una vez tengas la idea, es el momento de centrar el tiro, es decir, de diseñar el buyer persona que no es más que definir los gustos, características, problemas y necesidades de tu cliente objetivo.
  3. Diseña una estrategia: en el mercado hay diferentes modelos, los cuales te ayudarán a crear una buena estrategia y encontrar la diferenciación de tu negocio.  Algunos ejemplos de modelización son la construcción de un DAFO y/o CANVAS.
  4. Plan de acción: Una vez tengas creada la parte estratégica, toca llevarlo todo a la acción. Para ello te dejamos algunos tips para empezar a crear tu e-commerce:

Hosting: un e-commerce precisa de un alojamiento web de calidad y con garantías. Debemos asegurarnos que la empresa que nos ofrezca el servicio nos garantice el espacio suficiente así como una buena velocidad de conexión.

Sitio web: Si no sabes cómo crear una web, lo mejor es dejarlo en manos de expertos, ellos son los que te asesorarán y ayudarán en todo momento en la creación de tu tienda virtual y su configuración técnica.

Posicionamiento: la visibilidad es una de las partes más importantes a la hora de crear un negocio. Es muy importante conocer y cumplir con las disciplinas del posicionamiento en buscadores para hacer que nuestro comercio sea lo más accesible a nuestros potenciales clientes. Por ejemplo la elección de un buen dominio y un nombre corto, fácil de recordar y escribir además de cuidar al detalle el contenido que se publica son puntos clave para rankear nuestro sitio web.

 

¿Te han dado ganas de lanzar tu e-commerce?

En Dekalabs te asesoramos y acompañamos durante todo el proceso de creación de tu negocio electrónico, para que tu solamente te centres en tu negocio, lo demás nos ocupamos nosotros.